Mobile Menu

Reforma fiscal 2015

by lasanclas, 20 marzo, 2015

Cambios fiscales sobre las ganancias de la venta de un inmueble

Desde el 1 de enero de 2015 hay muchas nuevas regulaciones en las leyes fiscales que afectan, entre otros, al sector inmobiliario y a los propietarios de bienes inmuebles en España.

Puesto que los incrementos patrimoniales derivados de la venta de inmuebles en España están sujetos al impuesto sobre la renta (IRPF) en España, indicamos los cambios más significativos respecto a la gravación sobre el beneficio obtenido de la venta de una vivienda:

Impuesto sobre la renta para vendedores

Cálculo de las ganancias en la venta

Este beneficio se calcula a partir de la diferencia entre a) el precio de compra en el momento de la adquisición del inmueble y c) su precio de venta actual, desgravando las facturas de los b) gastos de compra y mantenimiento correspondientes.

  1. El precio de compra

    El precio en la compra de un inmueble figura en la escritura pública de compraventa o bien en el certificado de aceptación de herencia.

  2. Gastos de compra y mantenimiento

    El precio de compra se ve incrementado por los gastos de compra (notaría, abogado, gestoría, gastos del registro y similares), el impuesto pagado sobre bienes raíces además del IVA o impuesto sobre sucesiones, según proceda.
    Hasta finales de 2014 el valor de adquisición aumentaba en base a un coeficiente municipal aplicado a partir del segundo año para la regulación de valor. NOVEDAD: Dicho coeficiente ha sido suprimido desde la reforma fiscal en 2015.

  3. El precio de venta

    Aquí es decisivo el precio fijado en la escritura de compra-venta.
    En algunos casos el fisco español comprueba si el precio de venta declarado de un inmueble es racional con el fin de prevenir fraude fiscal mediante la escrituración de un precio inferior al precio de venta real.
    Si este no fuera el caso, aplica el impuesto correspondiente en base al valor de mercado actual a posteriori.

    Son deducibles de impuestos aquellos costes derivados de la venta que corran a cargo del vendedor (p.ej.: impuestos, notario, registro de la propiedad, comisión inmobiliaria, honorarios del abogado, costes del asesor financiero)
    Los costes de los trabajos que se hayan aplicado a la propiedad con el fin de contribuir a su mantenimiento o aumento de valor también reducen el coste fiscal.

– Impuestos para vendedores de inmuebles no residentes fiscales (no residentes)

Desde el 01 de enero de 2015 la tasa para aquellas personas vendedoras de inmuebles no residentes (no residentes) en España es del NOVEDAD: 20% (antes era del 21%).

– Impuestos para vendedores de inmuebles residentes fiscales

Desde 2015 los (residentes fiscales) vendedores de un inmueble o una razón social pagan impuestos en base sus ganancias como sigue:

20% de las ganancias inferiores a 6.000,-€ (antes 21%)
22% de las ganancias entre 6.000,01€ y 50.000,-€ (antes 24% hasta 24.000,-€)
24% de las ganancias superiores a 50.000,-€ (antes 27% desde 24.000,01€)

Esta entrada está también disponible en Deutsch.