Mobile Menu

Certificación energética en la compra/venta de una vivienda

by lasanclas, 4 de marzo de 2022

Las condiciones para solicitar un certificado energético, un documento importante para vender una propiedad, han cambiado desde el 3 de junio del año pasado. Desde este post, en inmobiliaria LAS ANCLAS, queremos desvelar algunas de las modificaciones más relevantes.

Una de las novedades de esta certificación es clasificar el consumo energético en una clasificación de mejor a peor de la A a la G, y se determina que los edificios que deban pasar una Inspección Técnica de Edificios (ITE) también deben gestionar este expediente.

Otro cambio importante es el período de validez de la certificación. Este período se extendió por 10 años antes de que se introdujera las nuevas reglas. Sin embargo, si la vivienda tiene una certificación energética mínima G, caduca a los cinco años.

«¡Entonces, de ahora en adelante, vamos a tener cuidado con la venta! Si solicitamos un certificado hace cinco años, tenemos que volver a solicitarlo antes de vender».

Además, como recordatorio, la ITE (Inspección Técnica de Edificaciones)  es obligatoria y los condominios solo se pueden vender en edificios de cierta antigüedad. Específicamente, si bien el tiempo puede variar entre municipios, las inspecciones deben realizarse por primera vez en un edificio que tenga más de tres décadas.

No disponer de un correcto certificado puede suspender la compraventa de la casa

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento obligatorio para la compraventa de pisos en toda España desde 2013. El notario te pedirá este documento al firmar el contrato de compraventa, si no lo tienes se corre el riesgo de no poder autorizar la firma de la escritura.

Además, hay que tener en cuenta que colocar un anuncio de venta en un portal inmobiliario también requiere calificación energética. Si bien es común ver como muchos vendedores y agentes inmobiliarios se anuncian en estos sitios sin que se tramite la calificación o designación, lo cierto es que el gobierno puede imponer multas por no mencionar.


Esto no es común, pero algunos vendedores se sorprenden al descubrir que tienen que pagar entre 300 y 600 euros por las infracciones porque dichas infracciones están clasificadas como infracciones menores por la normativa.

Por lo tanto, tener un certificado energético no solo puede ayudar a negociar con los compradores, sino también evitar la posibilidad de perder una venta o incluso enfrentar sanciones económicas, y reducir significativamente el costo de los suministros básicos de electricidad y gas.

¿Cómo obtener un certificado energético?

Para obtener el certificado, se debe firmar un contrato de servicio con un técnico calificado. Debe acudir a su domicilio para medir el consumo energético y evaluar el estado de las instalaciones eléctricas. A partir de estos datos, los expertos elaborarán un informe que incluirá los resultados y una serie de mejoras que se pueden realizar en la vivienda para mejorar la calificación.

El informe debe presentarse en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma respectiva para obtener la cédula de la vivienda, que es una cédula que debe entregarse ante notario. Este documento no es más que una nota, de las letras A a la G, indicando qué tan eficiente es la casa, con un índice de rendimiento energético adjunto. Estas dos cifras son los datos que se deben mostrar en el anuncio de venta de viviendas.

¿Cuánto cuesta este documento requerido para vender una casa?

El precio de un certificado energético varía en función del técnico elegido para la gestión, el tamaño y la ubicación de la casa. Por ejemplo, por un piso en Ibiza, ​​de unos 74 metros cuadrados, puedes pagar entre 80 y 150 euros. Tenga en cuenta que para registrarse para el certificado, también debe pagar una tarifa de administración, pero generalmente esto está incluido en el costo de contratar a un experto.