Mobile Menu

Impuestos y gastos en la venta de un inmueble en Ibiza

by lasanclas, 9 marzo, 2015

1. Impuesto sobre la renta para vendedores

Los incrementos patrimoniales tales como los beneficios producidos en la venta de un bien inmueble en España están sujetos al impuesto sobre la renta en España (IRPF).

  • Cálculo de las ganancias en la venta

    Este beneficio se calcula a partir de la diferencia entre el precio de compra en el momento de la adquisición del inmueble y su precio de venta actual, desgravando las facturas de los gastos de compra y mantenimiento correspondientes.

    El ministerio de hacienda y administraciones públicas español en algunos casos comprueba si el precio de venta es racional y, de lo contrario, establece el impuesto correspondiente en base al valor en el mercado actual.

  • Impuesto para vendedores de inmuebles no residentes fiscales (no residentes)

    Desde el 01 de enero de 2015 la tasa para los no residentes es del 20% (antes era del 21%)

  • Residentes fiscales

    Los residentes fiscales pagan impuestos en base a sus ganancias y se clasifican de la siguiente manera:

    El 20% de las ganancias inferiores a 6.000,-€
    El 22% de las ganancias entre 6.000,01€ y 50.000,-€
    El 24% de las ganancias superiores a 50.000,-€

    En ambos casos, esta tasa se transfiere a hacienda en un plazo máximo de 4 meses tras la firma de la venta en notaría junto con una declaración de impuestos pertinente.

    Los vendedores no residentes en España están obligados a abonar a la delegación de hacienda, de forma inmediata y a través del comprador, el 3% del precio de venta inscrito en la escritura. Este importe es considerado como un anticipo sobre la ganancia subsiguiente, importe que un asesor fiscal puede calcular con exactitud mediante la declaración de impuestos.

    Los vendedores no residentes deben tener en cuenta que entre España y otros países europeos como p. ej. Alemania, impera un convenio de doble imposición.
    Por consiguiente, las ganancias derivadas de la venta de una propiedad en España deben ser declaradas y gravadas también en el país de residencia, donde se deducirá el importe del impuesto ya abonado en España.

2. Hipoteca

Los costes derivados de la cancelación de una hipoteca así como para la eliminación de ésta en el registro de la propiedad son a cargo del vendedor. Los costes varían dependiendo de la entidad financiera y es recomendable negociarlos con el banco antes de la venta.

3. Impuesto de Plusvalía municipal

Se trata de un impuesto municipal, que grava el incremento en el valor del inmueble desde su última venta. Este aumento en el valor se estipula mediante la aplicación sobre el valor del inmueble de un porcentaje anual establecido por la administración competente.

Por ley el pago de este impuesto corresponde al vendedor, aunque se han dado y todavía se dan casos en los que, por acuerdo mutuo, es el comprador quien corre con este gasto.

4. Comisión de la agencia inmobiliaria

Corresponde al vendedor pagar la totalidad del importe correspondiente a la comisión del agente inmobiliario o la agencia contratados.

La cuantía de la comisión por lo general se determina en el momento de la asignación del mandato de venta por escrito y oscila entre el 3% y el 10% del precio de venta del inmueble más IVA.

 

Esta entrada está también disponible en Deutsch y English.